PEDRO MIGUEL MARTÍNEZ. Socio Consultor de I+D+i.

Pedro Miguel Martínez es el socio fundador de PAUDIRE. Tras más de 10 años trabajando en innovación y transferencia tiene clara cuál es la misión de la consultora de I+D+i, y cuál es el camino para llevar a éxito cada uno de los proyectos que asume PAUDIRE. Es, además, un loco del deporte en equipo y, sobre todo, del fútbol.

Pedro Miguel Martinez consultor de innovación en Murcia¿Cuál es tu formación y tu experiencia profesional hasta que te decides a poner en marcha PAUDIRE?

Soy licenciado en Derecho. Aunque en realidad, como abogado, es de lo que menos he trabajado. En este sentido, trabajé como asesor jurídico en la Dirección General de Industria, Energía y Minas, lo que me permitió conocer de primera mano el potencial y la envergadura de la administración pública. Poco antes de esa experiencia profesional había terminado el Máster en Comercio Internacional en ENAE Business School. El Máster fue un cambio fundamental porque me permitió entender el mundo de la empresa, adquirir un conocimiento profundo sobre el funcionamiento de las compañías y cómo estas se comportan en los mercados: negociación, peculiaridades sectoriales, innovación… Justo al acabar realicé una estancia de 6 meses en Escocia que además me permitió conocer otro entorno totalmente diferente. Ya a principios de 2012 comencé en el mundo de la consultoría en I+D+i, y pocos meses después de arrancar es cuando detecto que hay un GAP en el sector, una oportunidad para generar valor a empresas e investigadores, a la sociedad. Precisamente en esa experiencia profesional conozco a Álvaro, y es donde comenzamos a dar forma a lo que luego sería PAUDIRE.

¿Cuál es el mayor valor de PAUDIRE, qué aporta como compañía al mundo de la empresa y de la investigación?

Nuestro valor último, y quizá el más importante, es llevar el cambio a la sociedad, ayudar a mejorar el entorno social. Nuestra fuerza, el núcleo de lo que hacemos, es dar luz a la empresa y a los investigadores. Con nuestra ayuda la empresa conoce investigaciones que pueden hacerla más competitiva, más potente; mientras que al investigador le damos la posibilidad de llevar a la sociedad las investigaciones que tanto esfuerzo, tiempo y trabajo le han supuesto. Porque nosotros partimos siempre de una premisa: si investigas, y no se transfiere, ¿para qué sirve? Realmente lo que hacemos en PAUDIRE es un círculo virtuoso, porque conecta ciencia con empresa, y al mismo tiempo permite que el investigador conozca nuevos entornos, le surjan nuevas líneas de investigación. Somos un elemento bisagra entre la administración pública, los grupos de investigación y las empresas. Somos dinamizadores para conectar las 3 partes y, en el fin último, generar valor a la sociedad.

En tu opinión, ¿qué es lo más importante a la hora de llevar a cabo la transferencia de conocimiento y de tecnología? ¿Cuál es el camino correcto para conectar ciencia y empresa?

No hay una fórmula única, no existe. Hay una opción concreta y distinta para cada caso. Porque cada opción de transferencia de conocimiento es única y singular, y así la tratamos aquí. Hay que abordar cada alternativa de investigación, cada necesidad de empresa, de manera individualizada, de forma particular. Y es lo que hacemos todos en el equipo de trabajo. Eso sí, es fundamental, vital para que el proyecto salga adelante, que exista un trato directo, personal y cercano, con los equipos de investigación y con la parte empresarial y con todos aquellos agentes que vayan a implementar el proceso de innovación. Ese contacto directo, entre personas, es un camino que se construye poco a poco, y un elemento muy definitorio de cómo trabajamos la innovación y la transferencia de ciencia desde PAUDIRE.

“Abordamos cada alternativa de investigación, cada necesidad de empresa, de forma particular para ofrecer una solución única de éxito”


¿Cómo de importante es la colaboración con los organismos financiadores como CDTI o la Agencia Estatal de Investigación?

La labor que hacen es fundamental, vital, porque la financiación es el acicate para que las empresas se arriesguen a poner en marcha esos proyectos de I+D+i. El nivel de incertidumbre al iniciar un proceso de innovación es elevado (en comparación, por ejemplo, con el tiempo de llegada al mercado del lanzamiento de un nuevo producto o servicio). La labor de estos organismos, CDTI, Agencia Estatal de Investigación, la Comisión Europea… es clave porque sirve de amortiguador para la empresa, de acompañamiento durante el proceso de transferencia. Juegan un papel fundamental para involucrar a las empresas, y que apuesten por la I+D+i, y constituyen otra de las partes necesarias para poner en marcha el proceso innovador.

En lo personal, ¿a qué dedicas tu tiempo y cuáles son tus preferencias de ocio?

Sobre todo a la práctica de deportes de equipo como el fútbol, que me apasiona, y mantener la forma física yendo al gimnasio. Y luego salir a la naturaleza, irme a la playa, al campo, huir del ruido de la ciudad. Viajar y conocer mundo para saber cómo se comportan otras culturas y sociedades es otra de mis grandes aficiones. He tenido la suerte de estar en India, Estados Unidos, por supuesto Europa… También me gusta muchísimo leer actualidad científica, la actualidad del día a día y tendencias de mercado que aportan valor a la sociedad. La mayoría de veces que leo o veo algo en televisión o en otro canal es porque intento aprender y sacar una lección.

Paudire. Todos los derechos reservados.